martes, 17 de noviembre de 2015

INDEPENDENCIA FINANCIERA Y FORMAS DE INVERSIÓN




En primer lugar quiero dar la enhorabuena por su magnífico libro que he tenido la oportunidad de leer recientemente al blogger http://invertirendividendos.com/
 
El libro que ha recopilado me parece una magnífica revisión de la forma de proceder en este entorno. Muestra desde el principio los fudamentos básicos a tener en cuenta, así como  todas las cuestiones a conocer para empezar a funcionar en este lento camino del B&H.

Por mi parte sólo echo en falta (crítica constructiva) algo de información acerca de los aristócratas de los dividendos, así como ejemplos de empresas interesantes, aunque bien es cierto que toda esta información la viene publicando en su blog periódicamente con análisis completos de las empresas.


En cambio, y como positivo la forma de analizar las empresas en cuanto a sus cuentas y balances de resultados me parece muy instructiva, había cosas que no conocía, y a la par la concienciación general de la necesidad de este tipo de formación como básica para toda persona me parece más que bien explicada y detallada.

En definitiva, lectura 200% recomendada, para iniciados y para no iniciados. Toda una referencia de lectura para esta comunidad de inversión en dividendos, y puntos de vista e información más que interesantes. Enhorabuena desde aquí a IeD.

A colación de la lectura de dicho libro me ha venido a la mente un pequeño análisis que quiero comentar, puesto que es una cuestión que todos tenemos presente:

Dos formas de proceder en cuanto a compras para las carteras:

1. Inversiones periódicas, de modo que mejoramos u optimizamos la diversificación temporal

2. Aprovechar los momentos de pánico-bajadas-caos, que se producen anualmente 2-3-4 veces, y en los que todos piensan que se acaba el mundo o similares. 

¿En cuál de las dos estrategias nos podemos basar? ¿Una mezcla de ambas? ¿más énfasis en una que en otra?

Por mi parte la primera me gusta, dado que se basa en el "dollar cost average" o "compra al coste promedio". Para inversiones a largo plazo, digamos que suaviza la curva de riesgo, y realizamos un promedio temporal, de modo que las caídas en caso de producirse nos afectan en menor forma, mejorando en la siempre insistida diversificación (en este caso temporal).



En este enlace podéis ver en qué consiste el sistema 2: http://www.rankia.com/blog/fernan2/364347-dollar-cost-averaging

Sin embargo, la segunda estrategia nos puede permitir comprar a mejores precios, dado que las compañías no pasan de un día a otro (por mucho lunes dramático o viernes negro que se precie) a valer un determinado valor y al día siguiente a no valer nada. De este modo comprar barato nos asegura mejores rentabilidades en dividendos, dado que compramos más barato, y raramente las empresas "buenas" bajan en su dividendo anual.

Una combinación de ambas estrategias puede ser interesante, pero en cualquier caso es un punto que se presta a debate en la comunidad. ¿Qué preferís? yo particularmente me quedo con la mezcla, con lo que dejar un fondo de reserva (como IeD indica en su libro) puede servir para los momentos de bajadas elevadas del mercado.

Sin embargo la estrategia de dolar cost average es muy interesante, dado que promediamos en el tiempo, y no nos afectan de la misma forma las caidas en ciertos momentos.