domingo, 19 de abril de 2015

ESTRATEGIA COMPRAR Y MANTENER vs PRECAUCIONES


Los niveles actuales del IBEX35, rondando los 11.500 -11.600 puntos son, según numerosos analistas financieros valores elevados.

Teniendo en cuenta que dicho valor no incluye los rendimientos por dividendo, estamos lejos de los 16.000 de máximos antes de la crisis. Si incluimos dividendos, el valor estaría en máximos históricos.
También estamos lejos de los 6.500 que se marcaron hace 3-4 años como valores mínimos de la última tendencia al alza.


Podría decirse por tanto que estamos en valores intermedios con margen de subida.

Teniendo todo esto en cuenta, y tomando como base de funcionamiento la estrategia BUY&HOLD, habría que tener cuidado en tanto en cuanto subamos de los niveles actuales. Es decir, si suponemos que en este ciclo económico se debe alcanzar o incluso superar el máximo anterior (cuestión no segura, pero sí probable en la teoría), el nivel actual aún es factible para entrar al mercado.

Mi recomendación personal sería ir reduciendo el porcentaje dedicado a la renta variable conforme superemos los 12mil o 13mil puntos. Es decir, si actualmente invertimos en bolsa o renta variable un 75% de nuestro patrimonio por ejemplo, sería interesante reducir dicha exposición al riesgo a niveles del 50% cuanto más arriba estén los índices para evitar disgustos de posibles pérdidas en el mercado.

La renta variable, debe dicho nombre a la variabilidad de los índices. Actualmente estamos en fase alcista, y es fácil entrar, pero como no queremos disgustos, habría que evitar exposición elevada al riesgo, con lo que recomendamos tener en cuenta la variable de minimizar la exposición al riesgo conforme el índice sube.
Diríamos que lo suyo puede ser optar por mantener el criterio de comprar y mantener, pero no eternamente en todos los valores. Entre ellos, discrepar cuál ha alcanzado ya valores muy elevados, y vender cuanto más alto esté el índice. Actualmente no vemos esa luz roja o riesgo aún, puesto que los 13.000-13.500 puntos son más que probables de aquí a un año máximo. Será cuando lleguemos a dichos valores, cuando debamos plantear estos temas, pero no está de más irlo teniendo presente.

Es necesario comprar buenas empresas cuando estén baratas, tener presente que habrá en el camino subidas y bajadas pronunciadas, y hacerles periódicamente una revisión (igual que a los coches buenos) para localizar posibles problemas (pérdidas del beneficio, caída del dividendo, PER elevado, etc.)

Una revisión periódica cada 2-3 meses de la cartera es precisa. Justo eso, y sin excesos, es decir, seguir la bolsa a diario no nos aportará nada más que miedo, temeridad, nerviosismo, y posibles disgustos. No es de buen inversor realizar esto último.