lunes, 6 de junio de 2016

EL PUNTO ACTUAL DEL MERCADO Y PERSPECTIVAS



Veamos, junio 2016, la cosa marcha en un mercado lateral desde hace meses. Hace un año estábamos rozando los 12.000 puntos en el Ibex, y ahora estamos por debajo de 9.000 puntos.

Como siempre hemos dicho, hay margen de subida (hasta 16.000 en pleno auge hace unos años), y no mucho por debajo (de los 6-7mil en el peor caso no se debe bajar). Con este contexto, está claro, que todo que compremos, con el Ibex en la situación actual, tiene mucho más margen de subida que de bajada, y si encima invertimos en compañías con buenos dividendos, la cosa debe marchar positivamente en no demasiado tiempo por delante.


En España parece que las cifras económicas son crecientes desde hace un par de años, y no debería cambiar dicho rumbo.

El crecimiento económico mundial evoluciona a un ritmo actual del 2,6% en el primer trimestre de 2016. En el promedio de 2015 fue del 2,1%. La pérdida de dinamismo se sigue explicando sobre todo por la desaceleración del crecimiento de las principales economías emergentes que el bloque desarrollado no logra compensar.



La incertidumbre en torno a la proporción de la desaceleración de China y sus impactos globales, a través del precio de las materias primas, y los repuntes de volatilidad financiera marcarán, junto al efecto del ritmo de subidas de tipos de interés de la reserva federal, el escenario económico global de 2016.

Hay correcciones en España, y en Europa, y en Estados Unidos muy leves repuntes.

Independientemente de lo que suceda con las inminentes elecciones (no me creo que afecten como ciertos alarmistas indican dado que los beneficios de las compañías solventes no deben quebrarse), independientemente de lo que suceda en China, del petróleo, de mercados internacionales, etc. hay ciertas compañías cuya solvencia nos invitan a pensar en que la evolución seguirá siendo positiva próximamente.

¿Cuáles son? Pues algunas son evidentes, dado que sus cifras y balances así lo indican. Nadie creo que dude de compañías como REE, Enagas, Abertis, Iberdrola o Inditex (por ejemplo). Luego cada cual debe razonar o analizar si les gustan otras con algo más de riesgo (Viscofan, Telefónica, Repsol, Santander, etc.) por diferentes motivos en cada caso.

Hay algunas otras cuyas dudas se ciernen claramente y no son válidas para el sistema. Véanse OHL, Duro Felguera, etc. cuyas cuentas no son precisamente saneadas.

En cualquier caso, debemos recordar que si seguimos el patrón del B&H, la clave es la paciencia, y no vender y asustarse cuando la bolsa cae en picado, y entramos en pérdidas, sino más bien al contrario, se debe comprar más y más barato, base fundamental del sistema.

Seguimos comprando cuando bajemos, y seguimos recopilando buenas compañías a buenos precios. Ya habrá tiempo de subir.