jueves, 19 de febrero de 2015

ESTUDIO DE BME (Bolsas y Mercados Españoles) SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA BOLSA EN ESPAÑA




BME ha publicado un estudio sobre la inversión a largo plazo entre Enero de 1980 y Junio de 2010. Las principales conclusiones son:

1) Bolsa:

100 euros de 1980 se han convertido en 2.539 teniendo en cuenta solamente la revalorización de las cotizaciones.

Si se tienen en cuenta además los dividendos y similares (remuneraciones en acciones, etc.), el llamado Indice Total, entonces se han convertido en 9.254 euros. Descontando la inflación estos 9.254 euros equivalen a 1.862 euros. Esto supone una rentabilidad anual acumulativa del 16,05% si no se tiene en cuenta la inflación y del 10,09% si se tiene en cuenta la inflación.

Teniendo en cuenta los dividendos y similares aún en los peores casos siempre que se ha matenido la inversión al menos 6 años se ha ganado dinero sin tener en cuenta la inflación. Teniendo en cuenta la inflación siempre que se ha mantenido la inversión al menos 11 años se ha ganado dinero.


2) Renta fija:

En ese mismo período 100 euros invertidos en deuda pública a 10 años se habrían convertido en 2.576 euros, reinvirtiendo todos los intereses cobrados en títulos de deuda pública a 10 años. Descontando la inflación se han convertido en 518 euros.

Siempre que se ha mantenido la inversión más de 3 años se ha ganado dinero, y en el 99,42% de las veces que se ha mantenido más de 2 años tambien, en ambos casos sin tener en cuenta la inflación. No da el dato teniendo en cuenta la inflación.

3) Depósitos a corto plazo:

En ese mismo período 100 euros invertidos en depósitos a corto plazo se habrían convertido en 1.264 euros, reinvirtiendo todos los intereses en depósitos a corto plazo. Descontando la inflación se han convertido en 254 euros.

A partir de aquí son comentarios personales:

1) Me parece fundamental ver la diferencia entre tener en cuenta los dividendos y no hacerlo; 9.254 (con dividendos) vs 2.539 (sin dividendos). La mayor parte de la rentabilidad a largo plazo la dan los dividendos.

2) En el peor de los casos y comprando de golpe en el peor momento posible al cabo de 11 años se ha ganado dinero, teniendo en cuenta la inflación de esos 11 años.

3) En renta fija a largo plazo se ha ganado dinero siempre que se ha mantenido el dinero al menos 2 años, sin tener en cuenta la inflación. Lo cual quiere decir que estando menos de 2 años se ha perdido dinero en ciertos momentos.

4) En este estudio BME ha utilizado el Indice General de la Bolsa de Madrid (el Total, que es ese mismo con los dividendos y similares). Este índice incluye empresas buenas, malas (incluso las que han qubrado) y regulares. Si se hace una selección de empresas correcta los resultados serían mejores. Se podría argumentar que esto ya es algo subjetivo y que podría hacer bien o mal, pero podrían añadirse 2 filtros totalmente objetivos y automáticos que mejorarían los resultados del estudio:

4.1) No invertir en empresas que tengan pérdidas

4.2) No invertir en empresas que no paguen dividendos

Un filtro adicional, que podría considerarse no tan automático como los anteriores, sería concentrar la inversión en la empresas que mejores dividendos paguen.

5) En Junio de 2010 estamos en medio de una de las crisis más grandes de la Historia y por tanto es uno de los peores momentos para la Bolsa para hacer un estudio de este tipo. En un momento medio (no digamos ya bueno) los resultados serían mucho mejores para la Bolsa.

6) La inflación en el pasado ha sido mucho más alta de lo que es esperable para el futuro.

6.1) En los primeros años 80 se vivió la segunda crisis del petróleo y la inflación en España estaba en el 10%-15% anual.

6.2) La peseta y las devaluaciones que sufrió tambien fue un factor inflacionista. Hasta principios de los 90 en España eran normales inflaciones del 5%-8%.

6.3) La crisis del petróleo afectó a todo el mundo pero la inflación de los países desarrollados fue bastante más baja que la española en los 80-90.

6.4) Una vez que entramos en el euro la inflación de España es similar a la del resto de países desarrollados. Hay diferencias, pero mucho menores. Desde 1996 la inflación en España ronda el 2%-3%, con máximos del 4%.

7) Esas altas inflaciones se reflejaban en los intereses de la deuda pública, que en muchos años superaban el 10% y el 15%, llegando a zonas del 20% en algunos casos. Con una inflación similar a la de los países desarrollados en el futuro es muy difícil que pueda llegar a repetirse algo así.

8) En el estudio de BME los dividendos pagados por las empresas se reinvirten en el índice, es decir, con parte de esos dividendos se compran empresas malas y regulares (con pérdidas o que no pagan dividendos)