martes, 17 de febrero de 2015

LA BOLSA




Cuando pensamos en Bolsa lo primero que se nos viene a la cabeza para ganar dinero es que las acciones que compramos subirán de valor para ganar dinero. Ésta es una forma de inversión, pero es difícil y, además, requiere de nuestro trabajo pues tenemos que comprar y vender continuamente. Por ello, la mejor estrategia para un inversor a largo plazo y que quiere vivir de las rentas es el Buy and Hold.

La estrategia Buy and Hold consiste en comprar acciones de empresas que, a ser posible, repartan dividendos para mantenerlas de forma indefinida. Con esta estrategia ganaremos dinero por la revalorización de nuestra acciones a largo plazo (si hemos elegido bien) pero, sobre todo, ganaremos dinero por los dividendos que reparten estas empresas.

Los dividendos son uno de esos ingresos que obtenemos sin necesidad de mover un dedo. Es la empresa y sus empleados los que trabajan y nosotros nos dedicamos solamente a mantener las acciones y a cobrar.
Básicamente y para quien no conozca nada de la bolsa, decir que hay dos formas de ganar dinero




1. Compro una acción a 10€, y en un plazo x, pasa a valer 11€. De cada acción que he comprado tendré un euro de beneficio, con lo que mi beneficio será 1€ por el número de acciones compradas. Esta opción es interesante, pero no sabemos qué harán los valores de la bolsa porque nadie tiene el oráculo del futuro, con lo que es arriesgada, opción que echa para atrás a mucha gente que oye hablar de la palabra “bolsa”.

2. Dividendos. Las empresas o compañías que cotizan en bolsa, anualmente, semestralmente o trimestralmente suelen “dar” a sus accionistas los dividendos. Es decir, parte de los beneficios de la empresa, entre sus accionistas. Aquí está la clave o madre del cordero (como dicen en Galicia). Si sabemos buscar bien qué empresas dan un dividendo interesante, podremos empezar a sacarle punta al asunto.


Tenemos que partir de la base que si ganamos dinero con nuestro trabajo, y ahorramos, si no rentabilizamos dichos ahorros, iremos perdiendo poder adquisitivo, debido al famoso IPC. Si el IPC suele ser de media un 2-2,5% anual (subida del coste de la vida), debemos batirlo con nuestros ahorros o estaremos haciendo el tonto. Los depósitos que ofrecen los bancos normalmente te invitan a ello. 

Es una forma de prácticamente mantenerte y con suerte, puesto que con los impuestos, etc. iremos perdiendo lo que nos ha costado ahorrar.

Es aquí donde gana interés la bolsa, en los conceptos de DIVIDENDOS-IPC-ACCIONES-REVALORIZACIÓN-INTERÉS COMPUESTO.