miércoles, 18 de febrero de 2015

LOS DIVIDENDOS




Una de las principales ventajas que tiene el cobro de dividendos y que convierte a La Bolsa en la mejor inversión a largo plazo, es la posibilidad de reinvertirlos. Si cuando cobramos nuestros dividendos los invertimos en nuevas acciones, al cabo de 20 años, nuestro patrimonio será el doble que si no los invertimos. 

Hay una teoría que me gusta mucho. Si tienes un hijo, normalmente se les aporta un dinero por los padres, familiares o abuelos, en la clásica cuenta joven de la Caixa o similares. RUINA. No hay naad mejor que invertir en bolsa, y esperar a que el niño tenga 20 años. Si le aportamos al nacer 100 euritos (no es una cifra imposible para gran parte de la población), el niño cuando tenga 20 años podrá pagarse la carrera completa, irse a hacer estudios al extranjero o cualquier otra necesidad. Puesto que con normalidad esos 100€ se habrán multiplicado enormemente. 





Si esto se hubiera hecho hace 20  años, hoy en día el niño tendría fácilmente 9254€ (invirtiendo en IBEX35 y reinvirtiendo los dividendos que se obtengan). Hemos multiplicado en valor adquisitivo por 92,5.
La clave para conseguir vivir de las rentas algún día está bastante clara: ahorrar, invertir y tener paciencia. ¿Pero de verdad se puede conseguir así la libertad financiera? Yo no la he conseguido todavía (aunque ya puedo cubrir varios gastos con los dividendos), pero conozco a gente que sí lo ha conseguido, y ha sido con esta fórmula.
Lo que es peor, Warren Buffett dice que hace falta ser mejor inversor que la media. Sin embargo, las personas que he conocido que consiguieron la libertad financiera gracias a la Bolsa no eran mejores que la media en cuanto a conocimientos bursátiles.

Todo en la vida requiere algún esfuerzo, nada no cae del cielo, por supuesto. 

Pongamos el ejemplo clásico del gimnasio, que es popular en este sector. Te apuntas a un gimnasio, sigues al monitor en sus recomendaciones, vas 3 días a la semana, duermes 7-8 horas diarias y sigues alimentación adecuada. Sigues esto a rajatabla durante 3 años, y te vuelves a pasar por este blog para contarnos tu experiencia. Esperamos tus noticias acerca de tu físico, es difícil que no te hayas puesto fuerte, o no?


Si trasladamos este símil al entorno del que hablamos. Si se tiene constancia, seguimiento, un mínimo de dedicación (que no estimo superior a 1 hora diaria en ningún caso) y se sigue el tema durante 10-20 años. 

¿Crees que tu patrimonio se habrá incrementado notablemente o no? El objetivo de “vivir sin trabajar” se puede conseguir o no, evidentemente no creo en el cuento de la lechera, pero la situación tuya habrá mejorado notablemente sin duda. Os animo a comprobarlo.