martes, 17 de febrero de 2015

LA LIBERTAD FINANCIERA




Es en este punto cuando vamos a hablar de la libertad financiera. Esto es, no depender de factores externos sobremanera.


Una pregunta que le hago a todo el mundo que tiene trabajo como todo hijo de vecino, es: ¿te has parado a pensar si dejas de trabajar cuánto tiempo podrías subsistir?

Ahí está la clave o riqueza de cada uno. Es decir, el tiempo para el que nos de el paro o los ahorros conforme nos los “comemos”. Tristemente casi nadie supera la cifra (ya con fortuna) de uno o dos años de libertad financiera.


Mi objetivo sería obtener una libertad financiera indefinida. En este blog no pretendemos hablar de hacerse rico ni nada similar. No concibo la vida feliz por tener un BMW ni similares, pero sí consiguiendo una libertad financiera para no tener que depender de obtener un empleo interesante, y sí poder vivir, viajar, hacer deporte, o disfrutar de los gustos particulares de cada uno, incluso la posibilidad de trabajar. Además de esta forma podríamos obtener la posibilidad de no tener que depender de las polémicas pensiones, y la posibilidad de que el estado dentro de 10-20-30 años las anule definitivamente o lleguen a niveles ínfimos.


Conclusión:

Sí es posible alcanzar la libertad financiera y vivir de las rentas. Mucha gente lo ha conseguido y vive sin trabajar y, otra mucha que, aunque podría vivir de las rentas, sigue trabajando.
Conseguir la independencia financiera lleva tiempo y trabajo, no es fácil, pero es lo que sucede con las cosas buenas. Nadie ha conseguido un cuerpo escultural sin ir al gimnasio y una dieta sana, nadie se ha sacado una carrera difícil sin estudiar mucho. Como estos hay muchos más ejemplos que tienen un denominador común, alcanzar nuestros objetivos requiere esfuerzo, sacrificios y tiempo, por eso no todo el mundo llega, pero todo aquel que se esfuerza y no abandona, lo consigue.